El yachting busca una medalla por sexto juego consecutivo

RG65 Radio Controlled Sailing Radiocontrol Velero Vela Barco ModelBoat Flota Urquiza Yachting Velerito Barquito Fibra Carbono RC Sailboat

El yachting busca una medalla por sexto juego consecutivo

Este es el segundo deporte que más preseas le aportó hasta el momento a la Argentina, en total lleva nueve (cuatro de plata y cinco de bronce), y en gran parte se las debe a Carlos «Camau» Espínola, el más ganador con cuatro.

Santiago_Lange

Santiago Lange, Juan de la Fuente y Lucas Calabrese, quienes ya saben lo que es subirse a un podio olímpico, liderarán en Río de Janeiro un equipo argentino de vela con trece regatistas, que por primera vez en su historia consiguió clasificar en nueve clases y buscará ganar una medalla para mantener la racha que se inició hace 20 años en Atlanta, Estados Unidos.

El yachting es el segundo deporte que más preseas le aportó hasta el momento a la Argentina, en total lleva nueve (cuatro de plata y cinco de bronce), y en gran parte se las debe a Carlos «Camau» Espínola, el más ganador con cuatro, Lange y De la Fuente, ambos con dos, Calabrese, Javier Conte y Serena Amato, todos con una, entre 1996 y 2012.

Río 2016 tendrá trece representantes argentinos, que competirán en nueve categorías diferentes, en las competencias que se realizarán en la Marina da Gloria, ubicada en la Bahía de Guanabara, del 7 al 19 de agosto.

En Nacra 17, el porteño Lange, de 54 años, que en 2008 y 2012 se subió al tercer escalón del podio junto a ‘Camau’ Espínola en clase Tornado, competirá junto a la rosarina Cecilia Carranza Saroli, de 29 años, y tienen la intención firme de pelear una medalla, por esa razón, hace tiempo se encuentran entrenando en la Bahía de Guanabara.

La binomio clasificó al finalizar subcampeón en el Mundial de Santander, España, en septiembre de 2014, y luego se consagraron campeones sudamericanos en Río de Janeiro, en diciembre, mientras que este año logró el quinto puesto en la Copa del Mundo de Miami y fue duodécimo en el Mundial de Clearwater, Estados Unidos.

Lucas Calabrese (29) y Juan de la Fuente (39), medallistas de bronce hace cuatro años, buscarán ir por más y mejorar el muy buen desempeño hecho en Londres en la clase 470. Consiguieron el pasaje al terminar 18 en el Mundial de Haifa, Israel, en octubre de 2015, posición que los ubicó terceros entre los países que no habían obtenido la clasificación y ganarse uno de los seis boletos.

Cabe recordar que serán los quintos Juegos consecutivos para De La Fuente, que en su debut se alzó con la medalla de bronce en Sídney 2000 junto a Javier Conte, también en la Clase 470.

Por su parte, Julio Alsogaray (35), oriundo de San Pedro, que consiguió su lugar al ganar el segundo selectivo de la clase Laser Standart que se realizó en Mar del Plata, en febrero pasado, atraviesa uno de los mejores momentos de su larga carrera e intentará sacarse la espina de una medalla en sus terceros Juegos consecutivos.

El resto de la delegación estará compuesta por debutantes que se ganaron su lugar en Río en diferentes selectivos clasificatorios compitiendo en diferentes países y aspiran a grandes cosas, como el binomio de la platense Victoria Travascio (27) y la tigrense María Sol Branz (25), quienes dieron el gran golpe en la clase 49er FX al vencer a las favoritas y quedarse con la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

En el RS:X masculino, el sanisidrense Bautista Saubidet Birkner, que con 20 años es el más joven del equipo, llega con el envión anímico tras haberle arrebatado el lugar a Mariano Reutemann, quien había conseguido la plaza para la Argentina, en el último selectivo de la Copa del Mundo de Miami, en enero.

Los hermanos sanisidrenses Yago (27) y Klaus Lange (20), hijos del experimentado Santiago, competirán en la clase 49er; la porteña Lucía Falasca (22) tomará parte de Laser Radial, mientras que el nacido en San Isidro Facundo Olezza competirá en clase Finn y la mendocina María Celia Tejerina (21) lo hará en RS:X Femenino.

Argentina hizo su debut en el yatching olímpico en la cita de París 1924, pero no fue hasta Londres 1948 cuando consiguió la primera medalla, de plata, gracias a Emilio Homps, Rodolfo Rivademar, Rufino Rodríguez De la Torre, Enrique A. Sieburger, Enrique C. Sieburger y Julio Sieburger en clase seis metros y la segunda, en Roma 1960, con Héctor Calgaris, Jorge del Río y Jorge Sales Chaves en clase Dragón.

Luego vinieron 36 años de sequía, hasta que en Atlanta 1996, en Mistral o Windsurf, ‘Camau’ Espínola logró la presea plateada y, desde allí, al menos el nombre de un navegante argentino que para siempre en los libros.

En Sydney 2000, el certamen más prolifero en medallas, el ex Secretario de Deportes de la Nación repitió el logró; De la Fuente y Conte consiguieron el bronce de la 470 y lo mismo Serena Amato en clase Europa.

La dupla Espínola-Lange estiró los festejos con sendos terceros lugares en clase Tornado en Atenas 2004 y Beijing 2008, y la última alegría fue el bronce de De la Fuente, esta vez junto a Calabrese, en la 470.

Visítanos en Facebook: Flota Urquiza

Entradas relacionadas